LIBERTAD DE EXPRESIÓN

El pasado 9 de febrero se celebró como cada año, el día del periodista en Colombia. Conmemoración que nace producto de la aparición del primer periódico de la capital, “Papel Periódico de la Ciudad de Santa Fe de Bogotá”, el cual fue dirigido por el cubano, Manuel del Socorro Rodríguez.

La globalización de las nuevas herramientas digitales, ha permitido la desconcentración de la información. Los medios tradicionales siguen siendo un vínculo muy importante para el acercamiento de la sociedad con el Estado, pero ahora los ciudadanos pueden expresar directamente sus opiniones y generar contenidos informativos desde perfiles personales o páginas con grandes alcances de interacción con comunidades digitales.

La apertura de estos canales alternativos de comunicación, ha generado grandes avances en la construcción de una democracia legítima, amplia y participativa. Los contradictores al poder, son la más sana herramienta de equilibrio para evitar a toda costa las autocracias. Pero ojo, no podemos confundir la libertad de expresión, la cual está consagrada en el artículo 19 de la Declaración Universal de Los Derechos Humanos, con la infamia, la calumnia y las Fake News o noticias falsas, las cuales vienen siendo utilizadas regularmente por actores políticos, contrarios a quienes ejercemos el poder, con el único interés de recibir contratos, puestos y favores personales, haciendo una apología permanente al clientelismo y a las prácticas del pasado que deben ser erradicadas. 

Cuando un actor político se camufla detrás de la figura de un líder cívico y social, y ataca un gobierno con el simple objetivo de recibir dádivas, está destruyendo la democracia. Pero más allá de eso, cuando se pasa la línea imaginaria que separa al mandatario de turno, con el ciudad a la que representa, se está causando sin razón un daño inmenso al territorio que amamos y por el que todos trabajamos para que cada vez sea menos estigmatizado y sí, mucho más elogiado.

Nuestro Gobierno Es Contigo Cartago, es de la gente y para la gente y de ninguna manera vamos a permitir que los intereses personales primen por encima de los generales. Estamos atravesando por uno de los momentos más difíciles de la humanidad en toda su historia, pero nos sobrepondremos a esta adversidad y seremos más fuertes. En lo que compete a nuestro municipio, este año será el año de la materialización de las obras que reflejen El Progreso que todos anhelamos. La atención de la Covid 19 desaceleró muchos de los proyectos que venimos adelantando en beneficio de todos los cartagüeños, pero más pronto que tarde, las obras se verán. Seguiremos trabajando de manera silente, pero sin pausa, para que en un futuro muy cercano, nos digan: GRANDE Y LINDA COMO CARTAGO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *